Características que debe tener un 4×4 agrícola

En Corvus somos conscientes de la importancia que tiene el hecho de que todo salga bien con tus huertos, cultivos, parcelas y todo lo que rodea al negocio de la agricultura. Y si eso se puede hacer aumentando la eficiencia de los transportes de personal y de productos, mucho mejor.

Entonces es ahí donde entran en juego los 4×4 especializados en negocios agrícolas, como es nuestro Corvus Terrain DX4, por ejemplo. Una de estas fantásticas máquinas te va a ayudar a agilizar los procesos, a ahorrarte el tener que cargar pesadas cajas de aquí para allá y, en definitiva, a hacerte la vida más fácil en el trabajo.

Sin embargo, no todos los 4×4 son iguales y, por tanto, no ofrecerán las mismas características. Así que, esta vez queremos hacer el repaso a cinco puntos fundamentales que es interesante que tengas en cuenta antes de decidir cuál va a ser el ideal para ti.

1. Techo y luna

En primer lugar, aunque parezca evidente, fíjate en que el 4×4 tenga un techo que te proteja de la lluvia y una luna delantera a modo de pantalla para evitar el impacto de piedras o que se meta arena en los ojos de los operarios.

Sabemos que los días de lluvia normalmente son muy agradecidos en el campo, es un riego natural estupendo y mejora los cultivos. Pero si resulta que tienes que trabajar bajo esa lluvia con un 4×4 que no está provisto con un techo adecuado, el día puede complicarse. Y, sobre todo, si llegase a nevar o granizar.

Tanto el techo como la luna deben ser resistentes para aguantar los impactos que se puedan producir.

2. Confort interior

Siguiendo con la línea de la comodidad, es importante que el habitáculo esté bien preparado. Ten en cuenta que los trabajadores pueden pasar muchas horas dentro de estos 4×4 llevando la carga de un lado para otro y soportando las irregularidades del terreno.

Estos detalles no solo marcan la diferencia en cuanto a lo bien y a gusto que se hará el trabajo, sino que además se evitarán lesiones de riesgos laborales, especialmente en la espalda y el cuello.

Así que, asegúrate de que los asientos tengan el espacio suficiente, que sean cómodos y ajustables, que la postura del conductor y pasajero no estén forzadas y que los controles (palancas, botones, etc.) que se tengan que utilizar estén bien accesibles.

3. Tolva adecuada para su uso

Estos 4×4 están pensados para transportar personas y productos. Como ya hemos hablado del confort para las personas, toca tratar la parte de los productos. En este sentido, hay varias cuestiones a tener presente para la tolva o zona de carga. 

En primer lugar, debe ser lo más accesible posible, permitiendo una basculación que facilite la carga/descarga si fuese necesario. Además, los bultos que se carguen deben estar asegurados para que no se caigan cuando se tomen baches.

4. Neumáticos y suspensiones óptimas

Esto es algo que siempre mencionamos porque es fundamental. Los neumáticos son la única parte del vehículo que está en contacto con el suelo y las suspensiones son las encargadas de que no se despeguen. Por tanto, asegúrate de que estas dos partes están perfectamente preparadas para trabajar en los angostos suelos de la zona agrícola.

5. Eficiencia del motor y facilidad de manipulación

Por último, no queríamos dejar de mencionar la importancia del motor. Al fin y al cabo, estas máquinas deben hacerte ahorrar dinero con las facilidades que proporcionan; si tienen un motor que consume demasiado, no te va a salir rentable.

Además, hay mecanismos como la elevación de la zona de carga para facilitar cualquier tarea de mantenimiento del motor, ahorrándote mucho tiempo.

¿Te ha gustado?
COMPARTE EN REDES SOCIALES

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp